El Museo del Ejército restaura 10 banderas

  

El Museo del Ejército restaura 10 banderas
Acto de presentación a los medios de comunicación

El Museo del Ejército ha restaurado 10 banderas, con el patrocinio de la Fundación del Banco Santander.

 

Fueron presentadas a los medios de comunicación en un acto presidido por el General Director del Instituto de Historia y Cultura Militar, Enrique Bohigas, acompañado por el Presidente de la Fundación del Banco Santander, Antonio Escámez, el General Director del Museo del Ejército, Antonio Rajo, y la Conservadora del departamento de Uniformidad y Simbología, Beatriz Jiménez.

Desde el año 2013, la Fundación Banco Santander ha patrocinado diferentes restauraciones de fondos del Museo, colaborando de esta forma en la salvaguarda y puesta en valor de los mismos, y convirtiéndose en ayuda inestimable para la consecución de una de las funciones fundamentales del Museo: la conservación.

En el año 2017 se restauraron cinco fondos que se encontraban en nuestras áreas de reserva, y algunos de los cuales se pueden o se han podido contemplar en nuestra exposición permanente o temporales. Se trata de una bandera de un Tercio de Infantería Española del siglo XVII, una de las más antiguas de las conservadas en nuestra institución; la bandera carlista de la Seo de Urgel, que se encontraba enmarcada y en muy mal estado; la bandera rojigualda del Primer Batallón del Regimiento de Infantería de Línea Balilén nº 24; y dos reproducciones del pendón de Carlos V y el estandarte de Felipe II, el primero de los cuales se puede disfrutar en la Capilla Imperial.

En 2018 han sido cinco las piezas restauradas. Se trata de fondos que formarán parte de rotaciones en sala para garantizar su correcta conservación: una bandera coronela, dos banderas sencillas, un banderín de las brigadas internacionales y un estandarte de caballería.

El presidente de la Fundación del Banco Santander se mostró muy satisfecho de poder colaborar en la conservación de banderas que  tienen  una historia apasionante. Añadió que la Fundación seguirá colaborando con la restauración, ya que estas piezas tienen "un enorme valor sentimental".